Bastante trabajo me ha costado cometer mis pecados como para malbaratarlos en arrepentimientos vanos.
― Joaquín Sabina (via il3pink)